Los canónigos son un alimento diurético ya que contienen magnesio y vitamina B. También nos aportan fibra para ayudarnos contra el estreñimiento. Por su contenido en potasio, depura y limpia la sangre de sustancias tóxicas.