Tanto la lechuga de hoja de roble roja como la verde son antioxidantes, ayudan a disminuir el colesterol y son ricas en pro-vitamina A. De textura crujiente y sabor dulce (hoja de roble verde) y semi-dulce (hoja de roble roja), son una variedad ideal para combinar con ensaladas.