La manzana contiene pectina, fibra reduce el colesterol y ayuda a evitar que la grasa se acumule en los vasos sanguíneos, por tanto, es efectiva para prevenir enfermedades cardiovasculares.